4 grandes beneficios de comprar autos usados

Aparte de tu casa, tu auto podría ser la compra más cara que jamás hayas hecho. Seguro que tener un lindo auto es algo muy gratificante, pero también es bueno controlar las finanzas de manera responsable. Como resultado frecuentemente llegamos a la conclusión de que un auto 0 km. es un gasto innecesario.

Y es que no es sólo el precio de etiqueta lo que hace que un auto nuevo sea un desperdicio, o un despilfarro. Los costos asociados, los costos posteriores, y las pérdidas de valor (es decir, la depreciación) se suman a los miles de pesos que vemos irse en los primeros años de vida de nuestro auto.

Por otro lado, un auto con poco rodaje, de alrededor de dos años y menos de 40.000 kilómetros, puede ayudarte a mantener dinero en tu bolsillo sin sacrificar calidad. A continuación te presentamos 4 beneficios de comprar un auto usado (en buenas condiciones) sobre un auto nuevo.

beneficios autos usados

1. Coches usados: Precios bajos, menor depreciación

Muchos dicen que el momento en que sales de tu concesionaria manejando tu auto 0km es el de mayor depreciación en la historia de tu auto. Es también por eso que podrías comprar un Porsche 2007 por el precio de un Honda 2011. Seguramente alguien compró el Porsche a unos 250.000 pesos, y ahora puede ser tuyo por menos de $ 150.000.

Si compras un auto que tiene uno o dos años de edad, todavía se va a depreciar, pero vas a perder el dinero menos rápidamente.

2. Impuestos excesivos

No es necesario profundizar mucho en este tema, todos sabemos que los autos más nuevos pagan mayores impuestos, y lo harán por mayor cantidad de años. Si compramos un auto en buen estado de principios de los 2000, calculamos y sabemos que no va a pasar mucho tiempo hasta dejar de pagar el impuesto a la patente, por ejemplo.

3. Extras inútiles en los coches nuevos, características más baratas en los coches usados.

El truco más viejo de los vendedores de autos 0 km. es instalar opciones adicionales distribuidor en el auto nuevo. Añaden una tela a rayas, una película protectora, o el inmortal “tratamiento anti-óxido,” pero los nuevos compradores de automóviles que quieren estos complementos pueden llegar fácilmente a un costo mucho más bajo con un instalador alternativo. En cualquier caso, estos cambios no aportan ni un centavo para el valor de reventa del auto. Cuando compramos autos usados, puede que no tengamos todas y cada una de las características que querramos, pero que sin duda no vamos a terminar pagando de más por las cosas que no hayamos pedido.

4. Condición

Hoy en día, los autos están construidos para durar, por lo menos, unos 200.000 kilómetros, por lo que no es necesario sacrificar la fiabilidad y el estado general del auto sólo para conseguir una buena oferta. En nuestra concesionaria nos aseguramos de ofrecer productos de la más alta calidad, supervisados por especialistas para su mejor rendimiento. Si te sientes inseguro, invita a tu mecánico de confianza para que revise el auto que tanto te gusta. Queremos que te sientas tranquilo y no dudamos de nuestros estándares de calidad.

Conclusión

Los coches nuevos huelen muy bien, pero ¿realmente valen la pena el gasto? Al mirar más allá del precio de venta y teniendo en cuenta el precio total de la compra de un auto nuevo, podés tener una mejor idea de lo mucho que vas a terminar pagando por el privilegio de ser el primer dueño de tu próximo auto. Puede que tengas que pasar un poco de tiempo extra haciendo investigación, pero desde el precio inicial a los costos a largo plazo, tu bolsillo de agradecerá por la compra de un auto usado.

Comments are closed.